Friday, September 15, 2006

Standing out in the cold?

Oh, did you ever believe that I could leave you, standing out in the cold
LED ZEPPELIN - In the light

Se llama choque cultural: o al menos eso explicaron en la "orientación para estudiantes extranjeros". Y alguien ya se puso en la tarea de estudiarlo, colocarle nombre, observar las fases, etc. El punto es que uno queda -de un momento a otro- inmerso en una cantidad de cosas diferentes, que van desde el clima hasta el idioma, pasando por la comida, la actitud de la gente, y el millón de cosas pequeñas y cotidianas, que suelen ser importantes, pero no lo suficientemente notorias como para que alguien recuerde que también se podrían explicar (me tomó unos cuantos tensos minutos darme cuénta cómo avisarle al chofer del bus que parara en la siguiente estación... mejor dicho cómo "timbrar" en un bus sin timbre..)

Parece que al enfrentar una situación así, donde casi todo es nuevo, las personas entramos en una especie de choque donde las cosas pequeñas quedan sobredimensionadas y todo se manifiesta muy emocionalmente. Mencionaron que es usual empezar a llorar inexplicablemente, pensar Demasiado en el lugar que se dejó atrás, o sentirse sólo contra el mundo.

Por ejemplo:

Después de estar muy contenta por haber descubierto que el "timbre" era el cordón colgado a lo largo de las ventanas del bus (y de haberme bajado exitosamente en la Universidad) de regreso a casa timbré demasiado tarde, y el chofer, después de mirarme con cara de "y bien, al fin dónde se va a bajar?", me dejó más adelante del paradero. Consecuencia: me bajé del bus y se me escurrieron las lágrimas. Nada de qué preocuparse, por supuesto! pero el punto es que no pude evitarlo!!

También, dando vueltas por la universidad empecé a cantar "Pueblito viejo"... creo haber mencionado que esa canción me gustaba, aunque suelo cantar cuando camino, estoy segura que esa canción no la había cantado en años!!!

Y una compañera alemana, me contó que se había sorprendido de ella misma por haberse sentido muy molesta ante los sánduches del almuerzo: en Alemania, decía, los sánduches son delgados y pequeños; el pan es una tajada delgada y sólo se coloca una tajada de queso o jamón; aquí, en cambio, los preparan con pan grande y con muchas tajadas de jamón y queso (valga decir que mientras me contaba esto, todavía se oía cierta indignación en su voz...)

Por supuesto, lo más difícil es sentirse sólo cuando algo tan elemental como bajarse del bus se vuelve una tarea enorme.. y aunque la gente es en general muy amable, sí es notoria la idea que uno tiene que ser capaz de valerse por sí mismo. Necesitas ayuda con algo? con mucha gusto te explican, pero no puedes esperar que te ayuden a hacerlo, y mucho menos si eso implica cambios en la agenda... no se si sea así siempre, pero ya saben.. "el tiempo es oro".

Y entonces pensé que extraño la calidez de Colombia.. tengo la impresión que, tomando prestadas palabras de zeppelin, jamás dejaríamos a un amigo sentirse afuera en el frío. Bueno, quizás esto que acabo de escribir sea sólo una manifestación más del colombianismo resultado de mi "choque cultural", pero igual creo que somos más del tipo: "let me share your load!" y eso es algo para apreciar y valorar. Así como valoro todas las muestras de aprecio que he tenido estos días (desde antes de venirme). Pueden estar seguros que algo tan elemental como un hola en el chat, un mensaje sorpresivamente contándome que leyeron un post de mi blog o los simples recuerdos que tengo de su compañía, hacen que me sienta con ánimo para enfrentar la siguiente parada del bus.






3 comments:

Nonita said...

Forza Indigo!!! Creo que lo del choque cultural es inevitable,y creo que sería muy "freak" el no sobredimensionar esos pequeños detalles que nos recuerdan de dónde somos. Creo que eso le pasaría hasta al más desprendido. Un abrazo y no te hablo en gmail, por aquello que allá el tiempo es oro y no sabría si estoy interrumpiendo o no, en todo caso muchos saludos!!

GM IV said...

Ey, Índigo, ánimo, desde por aquí se te envían fuerzas.

archaea said...

Hey, no había visto sus comentarios!
mil gracias!!!! y qué alegría verlos por acá :D